lunes, 10 de marzo de 2008

Juicio critico sobre la ciencia y la tecnologia

Teniendo en cuenta el planteamiento del ataque a la ética dentro de la ciencia por la incidencia socio-política y socio-económica por la que esta influenciada, ya desde hace un tiempo, y también teniendo en cuenta la destrucción de la utopía esperada por la misma ciencia en la época en la que esta se uso para hacer cosas como la bomba atómica, la ciencia ha recibido, muchas veces el rechazo y muchas otras el exilio o el mismo desprecio por parte de todos aquellos que alguna vez creyeron o estuvieron a favor de la misma.

El “poder” de la ciencia, y así mismo, de la tecnología ha decaído debido a la utilización de estas como un medio de jerarquización social o posicionamiento económico, aunque actualmente estos avances tecnológicos y científicos sean quienes han creado las dependencias de las personas hacia el consumismo absurdo y el capitalismo que nos ha absorbido ya desde hace bastante tiempo, haciendo que la racionalización y apropiación del conocimiento sufra una privatización y monopolización por parte de unos pocos que buscan el avance y el posicionamiento exitoso dentro de la misma sociedad ignorante, irracional y ciegamente conformista.

Aunque muchas veces esta privatización no es culpa de la misma gente sino de aquel “desarrollo” o “evolución” al que tanto nos referimos, que de por si ha sido la excusa para muchas de las barbaries y “geniales” ideas que hemos vivido a través de nuestra existencia en esta tierra, siendo el desarrollo nuestra “razón” para la racionalización, expansión y apropiación del conocimiento y las experiencias que la ciencia y la tecnología nos han brindado.

Para concluir toda esta evolución y relación entre la ciencia y la tecnología nos ha dado grandes aportes a la mejora de nuestra “sociedad” proporcionándonos grandes soluciones a enfermedades y demás problemas que nos afectan, pero también nos han creado muchas dependencias y aberraciones tecnológicas que de por si no son nada apropiadas para nosotros pero que lastimosamente ya no podemos separar de nuestra cotidianidad, lo único que se puede hacer es intentar comprender claramente todas estas dependencias y adicciones para no dejarnos absorber del todo por ellas.